Cómo proteger tu música de la Piratería

27 febrero 2016
Comments 0
27 febrero 2016, Comments 0
Artículo extraído del blog MúsicoDIY.com

Hace cinco años, yo era de la opinión de que proteger tu música de la piratería caso a caso era una pérdida de tiempo.

Podía llegarte una alerta de Google un lunes notificándote que en alguna web se acababa de publicar tu MP3 gratis, y si escribías al dueño de la web pidiéndole que retirara la música, el lunes tenías dos alertas más de Google en tu buzón de entrada.

Intentar subsanar cada caso de piratería podía convertirse rápidamente en algo inabarcable, y entretanto hay conciertos que tocar y música que promocionar.

Además, ¿no es la piratería una forma de ser conocido? ¿No deberías alegrarte de que la gente quiera descargar tu música gratis?

Bueno, esto es discutible, por supuesto. Algunos sellos y artistas se han visto muy afectados por la piratería musical, mientras que otros han sido capaces de construir su carrera en torno a la música gratuita en los sitios de torrents. Como casi todas las cosas en esta industria, no hay una solución única para los problemas de distribución, precio y copyright. Depende de ti, de tus fans, de lo que quieras ofrecerles, y de lo que ellos quieran pagar (y cuándo y cómo).

Si te parece algo bueno que tu música, aun sin autorización, esté disponible gratis online, estupendo, ¡no necesitas combatir la piratería! Esperemos que esos fans te estén compensando de otras formas (acudiendo a verte en vivo, contándoselo a sus amigos, siguiéndote en Instagram, creando vídeos en YouTube con tus canciones, etc.)

Pero si QUIERES retirar tu música de los sitios piratas, las cosas han cambiado un tanto en los últimos años, y tienes algunas posibilidades…

Luchando contra la piratería musical: ¿hacerlo tú mismo, o pagar para que te ayuden?

La opción de pago Mira servicios como AudioLock y Muso, que ofrecen protección contra la piratería musical, Por una cuota rastrearán internet, encontrarán los casos en que se ofrece tu música gratis sin autorización, y enviarán “solicitudes de retirada” en tu nombre. También puedes leer esta comparativa entre Muso y AudioLock del sello indie Untitled Music.

La opción DIY – Si solo te preocupa proteger un pequeño catálogo de canciones, los servicios mencionados pueden ser una solución asequible. Pero si contratar un servicio para enviar solicitudes de retirada está fuera de tus posibilidades económicas, o si simplemente te incomoda pensar que necesitas pagar a alguien para asegurarte que nadie puede robar tu música… bueno, la opción do-it-yourself puede ser la respuesta.

Solicité ayuda a Joel Andrew, mi amigo de CD Baby a cargo de las cuestiones de copyright.

[ADVERTENCIA: Esto no es un consejo con valor legal, quizá te interese consultar a un abogado en caso de infracción de copyright y piratería.]

Joel explica que es relativamente fácil redactar y enviar solicitudes de retirada de música por ti mismo: “La mayoría de sitios pirata con los que he contactado quieren colaborar y son rápidos retirando el contenido de músicos independientes”.

¿Cuando vale la pena enviar tú mismo las solicitudes?

¿Tienes que escribir a todos los sitios pirata que ofrecen tu música?

Esto es lo que opina Joel:

La mayoría de sitios pirata que veo pasan por un ciclo de un año: inicialmente muestran mi música en una web de bonito aspecto; unos meses después agregan un montón de anuncios a esas páginas; unos meses más y empiezan a aparecer los anuncios en pop-up; luego la web cae o llegan los temidos virus y descargas ocultas.

Mi opinión personal es que no vale la pena un gran esfuerzo por retirar mi contenido de sitios en que la propia web espanta a los usuarios (pop-ups, virus).

Pero las webs que continúan operando año tras año tienen más valor, y probablemente merecen el esfuerzo, ya que los usuarios vuelven a esos sitios. Cuando más tiempo se mantiene atractiva una web de piratería (desde el punto de vista del diseño), más merece mi atención.

Como enviar tu solicitud de retirada.

Normalmente se envían por email

Es un texto estándar (DMCA, más información aquí) e incluso las web de fuera de Estados Unidos con frecuencia cumplimentan el aviso legal.

Recorro la web, bajo hasta el footer e intento encontrar algún tipo de información de contacto. Suele haber un link “DMCA Notice”, “Aviso de retirada”, o “Contacto legal”. Envía un email a esa dirección, y a esperar lo mejor. He descubierto que cuanto menos amenazante y más cooperador es el aviso inicial, más fácil es recibir una respuesta.

Y una advertencia: los avisos de retirada DMCA incluyen alguna reclamación legal. Te aconsejo chequear la nota que redactes con un abogado. Muchos estados tienen un programa de abogados voluntarios para las Artes y hay asociaciones y sindicatos de músicos que pueden ayudarte.

¿Tienes experiencia con avisos de retirada de música? ¿Has trabajado con algún servicio anti-piratería? Cuéntanoslo en la sección de comentarios.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *